CÓMO SUPERAR EL AUTOSABOTAJE

Parece que te estoy viendo en ese momento…

Si todos lo hemos vivido; ese momento donde estabas motivado, entusiasmado, ilusionado por empezar el proyecto que tanto amor le tenías, ese emprendimiento que te iba a dar la libertad financiera que deseabas, ya te veo feliz de iniciar esa relación con la persona que tanto te gustaba o dispuesto a darlo todo en el gym… ¿Lo recuerdas?

Pero… llega un momento en el transcurso de dicha actividad donde dices cosas como las siguientes: 

“Esto no era para mi realmente”
“¿Qué carajos pretendo ser yo?”
“¿Quién soy yo si ya hay muchas personas haciendo lo que a mi me gusta y son mejores?”
“Quería hacerlo pero me dijeron que no se podía. Otra vez será”
“¿Y si consigo lo que quiero y no puedo manejarlo?” 

Ese preciso momento se llama: AUTOSABOTAJE 

¿Qué es el bendito autosabotaje?

Sencillamente se traduce en mucha ilusión por algo o alguien al inicio, cuestionamiento pasado un tiempo, parálisis justo después y abandono, finalmente, de dicha actividad o persona que tanta ilusión nos daba al inicio. Después de esto llegan los lamentos, arrepentimientos y por supuesto, falta de confianza en ti, una vez más. 

Quiero que seas honesto conmigo; 

¿Cuántas veces has dejado atrás tus objetivos? ¿Cuántas veces has empezado algo y lo has dejado a medias? ¿Cuántas veces tomaste “decisiones” pero no las mantuviste? 

Hay dos motivos principales del autosabotaje: 

  1. El mundo es jodido: Esto hace referencia a pensar que el mundo está configurado para que yo me frene y no tenga resultados. Todo se me hace más difícil a mi.

    Para que lo entiendas mejor, quiero contarte una historia;Una niña en New York, hace unos años atrás, tenía el sueño de ser una de las principales bailarinas del mejor musical del mundo. Ese musical viajaba por todas las ciudades más importantes haciendo sus presentaciones y ella estaba decidida a viajar con ellos.

    Trabajó durante varios años día y noche por ser la mejor. Pasados unos años, el musical se iba presentar en su ciudad y justamente, abriría castings para reclutar a nuevas bailarinas. Era su momento, lo que tanto había estado esperando.

    La joven se presentó y realizó sus mejores movimientos cuando fue su turno frente al director del musical, que estaba presenciando cada actuación.

    Al finalizar todos los castings, el director dió su veredicto: “No vales para bailar a nivel profesional. Mejor busca otra alternativa” le dijo a la joven. Ella se quebró y comenzó a llorar corriendo a su casa.

    Años después, la joven se convirtió en madre de familia y tenía un trabajo en una buena empresa. Un día, ella escuchó que ese musical volvía a su ciudad y el director iba a dar una rueda de prensa. Ella se presentó ahí para hacerle una sola pregunta:

    “¿Por qué usted me dijo que no en ese momento?” Yo dejé todo porque usted me dijo que no.

    Cuando la mujer le hizo esa pregunta, el director contestó algo que la dejó de piedra:

    “Le digo lo mismo a todas. Es el único filtro que utilizó para diferenciar a las personas que van en serio y las que sólo lo hacen por moda o gusto”.
    Lo peor no es que el mundo externo te diga que no vales, no puedas o que no eres capaz. Lo peor es que te TÚ te lo creas.

     

  2. Mundo Interno: ¿Cuánto tiempo llevas intentando tener resultados? ¿Cuánto tiempo llevas intentando ganar en la vida?
    Precisamente, ese el gran problema; Llevas intentando tantas veces, pero nunca haz tomado la decisión de hacerlo realmente. Mira la diferencia entre estas dos frase:Opción 1: “Voy a intentar acercarme a esa chica para conocerla”
    Opción 2: “Voy a conocer a esa chica”

    Sin similares, pero hay una gran diferencia. En la Opción 1 la persona tiene muchas probabilidades de no decirle nada a la chica. En la segunda, esa persona está determinada y le habla si o si a la chica.

    Si llevas intentando toda tu vida, te cansas. ¿Cómo no te vas a cansar? La persona que intenta se termina creyendo que ha trabajado y como no le salen las cosas, tiene la justificación perfecta para abandonar: “Yo al menos lo intenté”.

    Si abandonas seguro que lo primero que dirás será: “Esto no era tan importante para mi” “ Eso no me gustaba tanto la verdad” Frases típicas de una persona que justifica su fracaso para no sentirse mal con él/ella mism@. Para que su ego no se dañe.

    Finalmente, lo que se daña es su autoestima. Al acumular tantos fracasos (debido a que sólo has intentado), te llegas a creer que tu no vales para emprender o para eso que tanto deseabas.

    ¿Quieres evitar el autosabotaje? Aumenta tu autoestima (la estima que te tienes). ¿Cómo aumento mi autoestima? Cumpliendo aquello que con lo que me comprometo.

    Las personas inseguras están constantemente preguntándose “¿Cuándo voy a tener resultados?”. Sin embargo, las personas seguras no necesitan que nadie les dé una certeza de algo, ellos saben que sus acciones diarias les llevarán a cumplir aquello que desean. 

Bien, ahora que hemos entendido cómo funciona el autosabotaje y porqué se da, voy a darte lo que tanto estabas esperando; las soluciones.

¿Cuáles son las soluciones para frenar o evitar este autosabotaje?

  1. No eres perfecto:
    Repite esta frase “no soy perfecto, pero me importa una mierda”. Hay que aceptar que no todos los días estaremos al 100%. Hay días donde yo también estoy vago, triste, malhumorado y no tengo ganas de trabajar. La diferencia es cuánto tiempo estoy en ese mismo estado emocional. Bendice tu imperfección, por que te da la oportunidad de crecer.
  2. Eres una esponja:
    Acumulamos dentro de nosotros cosas que no decimos por miedo a causar dolor o algún conflicto. Al pasar el tiempo, acumulas basura, se absorve y llega un momento que ya pesa demasiado que la única vía es que explotes. ¿Te sientes cargado? Exprime tu esponja (llora si hace falta) y siéntete, de nuevo,  liviano para seguir caminando.
  3. Visualiza en grande:
    Esto tiene truco; Si visualizas en grande, tu cabeza no se lo cree al principio, porque lo ve muy lejos e inalcanzable. Eso es lo que produce el autosabotaje. Sueña en grande, pero centrate en metas más pequeñas que tu mente vea posible. Cuando las consigas, celebra y eso será un indicador de que vas por buen camino a esa meta super grande.
  4. Te da verguenza que te vean empezar pequeño:
    No conozco a nadie que me diga que no quiere tener resultados. Todos los deseamos. Sin embargo, a muchos no les gusta que los vean pequeños al inicio vendiendo puerta a puerta, con cero seguidores, sin que nadie los apoye o vendiéndose gratis. Esa imagen de ellos mismos pequeños no la aceptan, por eso prefieren no empezar.

Para terminar, quiero darte un dato curioso. Al tigre de bengala le cuesta 10 intentos poder capturar 1 presa y ese animal está diseñado para cazar. 

¿Qué te hace pensar que tú, estando hecho para soñar y hacer tus sueños realidad, lo tienes que conseguir a la primera?

PD: Si este contenido te ha servido, nos encantaría que puedas comentar tu opinión en este blog. De esta manera sabremos qué te aporta y seguiremos trabajando para mejorar. Recuerda que de esta manera tus sueños están más protegidos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *