fbpx

VENDE MÁS Y VENDE BIEN (5 PASOS PARA LOGRAR SEGURIDAD Y EFICACIA EN TUS VENTAS)

Una de las preguntas más repetidas en todas nuestras formaciones con emprendedores es la siguiente: 

“¿Cómo consigo hacer más ventas sin sentir que estoy presionando, y coaccionando al cliente y por contrario sentir que todo fluye y poder conseguir el sí de forma efectiva?” 

Tenemos que tener claro que sin ventas no hay negocio, por lo que puedes vender mal, vender bien o vender excelente. Cuanto más vendas mejor te irá y más impacto vas a generar en el mundo. Si quieres tener éxito en el mercado actual, necesitas ser un gran vendedor y diferenciarte de la gran masa que lo hace a nivel promedio. 

Voy a enseñarte a que puedas mejorar tus ventas de forma significativa.

  1. ¿En que se basan las ventas?

    Las ventas son como una relación de amigos o de pareja. Es decir, como toda relación se basa en un ingrediente principal que sustenta dicha relación y que permite que se mantenga en el tiempo: La confianza.Por lo tanto, para  mejorar tus ventas tienes que aumentar la confianza que transmites y generas entre tú y tu posible cliente. Esa es la clave. De todas formas te voy a revelar otro secreto aún más efectivo. No sólo tienes que aumentar la confianza entre tú y tu cliente, sino que tienes que elevar esa confianza entre tu producto y el cliente y entre tu empresa y tu posible cliente.

    Quiero que te puedas imaginar que existen 3 ingredientes necesarios para completar la confianza total de tu cliente. Lo primero es generar confianza entre  tu producto y tu cliente. Tiene que sentir que ama ese producto, que lo necesita, que es el mejor y que esa la solución a lo que adolece. Para conseguirlo, lo que haremos es demostrar que el producto es útil para su vida, rentable y por último, que también es beneficioso para su entorno más cercano. Piensalo bien, si tu no demuestras que tu producto le va a afectar de forma positiva a su familia…¿Crees que te compraría o lo tendría como prioridad?

    Vale, imagina que consigues que ame tu producto, pero, no confía en ti. ¿crees que se dará la venta? NO. Por ello, el segundo paso es aumentar la confianza y conexión entre cliente y vendedor. Para ello, lo que es imperativo que puedas hacer es ser directo y no hablar paja, respetar el tiempo de la persona y el tuyo y por último mostrarte como un profesional. Entiende que tu no le comprarías a una persona que no te demuestre que sabe lo que hace. Tu cliente tampoco.

    Ya queda menos!! Ya tenemos la confianza de con el producto, contigo y falta una más. Ese último nivel de confianza es con la empresa/institución/proyecto o idea que tú representes. Si la persona ama el producto y tiene afinidad contigo, pero vio algo raro de la compañía a la cual representas…será más difícil que te compre. Para poder aumentar la credibilidad y confianza con la persona muéstrale testimonios.
    Además, quiero regalarte un concepto que cambió mi vida para siempre y por supuesto mi relación con las ventas. Pero eso te lo dejo más abajo.

  2. Deja de ser ESTAFADOR.


    Me he dado cuenta que a muchas personas les molesta que les llamen vendedores, como si ellos no vendieran y comienzan a disfrazar este concepto diciendo cosas como “Yo promociono o recomiendo, pero no vendo” “Yo sólo comparto lo que hago, pero no te estoy vendiendo nada” “Aquí no hay que vender, sólo recomendar” Y yo me pregunto…¿Todo eso no es vender? Justamente el miedo a decir que estás vendiendo o aceptar que lo estás haciendo hace que te perciban como estafador o como una persona que no genera buena vibra/confianza.Nos han programado para pensar que vender es joder o molestar o aprovecharse de la otra persona a favor nuestra. Por eso no da miedo que nos cataloguen como vendedores. Pero déjame decirte que si eres emprendedor ERES UN VENDEDOR.

    Creo en la venta ética y honesta, para ello te voy a brindar la “Regla de oro de las ventas” con la cuál vas medir si una venta es viable o no y si es buena tanto para ti como para el cliente.

    El primer paso es saber que quiere lo que vendes: Tenemos que estar seguros de que a la persona a la cual nos dirigimos desea lo que vendemos. Para ello, es necesario definir de forma específica a tu avatar o cliente ideal.
    El segundo paso es saber que necesita lo que vendes: Si le gusta y quiere, pero no lo necesita realmente no sería tan ético vender y sería mejor recomendarle otra cosa. Una vez más saber las necesidades de tu cliente ideal es la respuesta.

    Creo que haré un artículo sobre cómo definir a tu cliente ideal de forma efectiva.
    y el Tercer paso es tener la certeza absoluta de que puedes ayudarlo: Si quiere lo que vendes y además lo necesita vas por buen camino, pero si tu no confias en que lo puedes llevar a donde le has prometido…al final esa venta se te caerá y tendrás conflictos con esa persona en el mediano-largo plazo cuando se desilusione de ti.
    Muchos venden libertad financiera cuando ni siquiera ellos creen que puedan alcanzarla. Si tu mismo no crees, no vendas. Esto tenlo siempre en tu cabeza.

  3. Sé claro y directo.

    Esto pasa mucho en la industria de las  redes de mercadeo. La verdad no tengo nada en contra de este tipo de negocio, ya que yo inicie mi carrera en el emprendimiento en una empresa de multinivel.Me llegan muchos mensajes de este tipo:

    “Hola, he visto tu perfil y me parece genial lo que haces. Creo que puedes encajar de una forma increíble en el negocio que realizo. Podrías generar ingresos sin dejar de hacer lo que estás haciendo. Podríamos hacer una llamada si te interesa”

    Esto NO FUNCIONA.

    Por favor, esto ya está obsoleto. Es ridículo tratar de vender de esta manera. Si me envias este mensaje y ni siquiera me saludas por mi nombre, ¿qué quieres que piense? ¿sabes a lo que me dedico? ¿Sabes si tengo tiempo? ¿Sabes si estoy feliz con lo que gano o si gano más dinero del que me puedes ofrecer? NADA, NO SABES NADA!! POR ESO DEJA DE ACTUAR ASÍ.

    Si quiere saludar saluda, pero no vendas nada. Si quieres vender o proponer sé claro y también díle los motivos por los cuáles quieres proponerle esto, pero haz un trabajo previo de búsqueda sobre la persona.
    No hagas perder el tiempo a las personas y tampoco lo pierdas tú. Recuerda que es tu marca personal o la de tu empresa la que sale perjudicada.

  4. Házte responsable.

    Aquí vamos a ser claros: VENDE CON TODA LA ENERGÍA.Si cumples con la  regla de oro de las ventas (mencionada en el punto 2), vende con toda la convicción y haz el cierre de esa venta. Tienes que hacerte responsable de que no se pierda. Tanto por tu bien como por el bienestar del cliente.

    Déjame darte un ejemplo: Si uno de tus familiares tiene cáncer y un laboratorio Homologado y serio te dice que ha encontrado la pastilla que erradica el cáncer y te demuestra de que es cierto, ¿Crees que sería bueno dárselo a tu familiar? Pero ese laboratorio te dice que para dársela la única condición es que se la vendas. ¿Se la venderías con convicción? Tu familiar seguramente te va a poner objeciones diciendo que nunca ha escuchado de eso, que puede ser peligroso, que prefiere pasar por las quimioterapias  etc…¿Te das cuenta? El cliente normalmente te va a poner objeciones porque tiene  miedo, pero es tu responsabilidad ayudar a que se de cuenta de que tú tienes su cura o la solución a su dolor/problema.

    Si crees en lo que haces y si sabes que puedes ayudar realmente a esa persona pero ella no lo sabe, es tu tarea hacerle entender que tienes una solución a su reto.

    Tómalo de esta manera, ser un buen ciudadano se mide, en parte, porque ayudas al que lo necesita de tu población. Pues esto es lo mismo, sería algo inmoral no venderle a alguien que no sabe que necesita ayuda y tiene un problema o no ayudar a alguien que sabe que tiene un problema, pero tiene miedo de afrontarlo.

  5. Toma las ventas como algo MACRO.

    Este es uno de los conceptos que transformó todo para mí. El ver las ventas como algo que puede influir en la economía global.Que tu no vendas empobrece a la humanidad entera, porque estás quitando el conocimiento que tienes a las personas que pueden necesitarlo. Al evitarlo, esas personas no podrán ayudar a otras, por lo que ya no es sólo una venta, son miles de personas que no podrán ser ayudadas debido a que tú no te atreviste a hacerte responsable de cerrar esa venta.Las crisis se originan porque hay personas que les da miedo gastar o comprar y la economía no se mueve. Por eso, si quieres que no haya crisis, haz tu parte y vende. Cuando ves que tus acciones tienen un impacto en la vida de miles, tu perspectiva cambia.

    Ahora que el concepto de las ventas ha cambiado por completo para ti, me gustaría que respondieras a una pregunta:

    ¿Qué opinas de las ventas ahora?

    PD: No me he olvidado de la promesa que te dije que te revelaría en cómo aumentar tu confianza. Aquí va la respuesta: Siendo íntegro. La integridad se trabaja mediante 3 vertientes. Necesitas trabajar las 3C ‘s; Coherencia, consistencia y congruencia.

    Si tus pensamientos van acorde a lo que haces, hay coherencia.
    Si tus pensamientos van acorde a lo que sientes, hay consistencia.
    Si tus sentimientos van acorde a lo que haces, hay congruencia.

Si tienes coherencia, congruencia y consistencia, tienes integridad. Al tener integridad, podrás generar confianza contigo y con tu posible cliente.

PD 2: Por cierto, quiero regalarte un video que sé que te va a encantar para profundizar en este tema de las ventas. No te lo pierdas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba